viernes, 11 de agosto de 2017

Amor de mi vida.


El amor, inspiración de muchos pero privilegio de unos pocos. Don y regalo. Delicado pero aún así, mueve montañas. 
Se atesora, porque es único. Se cuida, porque vale más que el propio oro. Se protege con uñas y dientes y su nombre no se pronuncia en vano. 

Amor en las poesías, en el cine, en las canciones y en la vida. Amor en los pequeños detalles y también en las grandes acciones. Amor sobre todas las cosas.

El amor, es pureza y nobleza. Es el sueño de muchos, pero el privilegio de unos pocos. 

El amor sana, eleva y purifica. Elixir salvador. Amor de mi vida. 


El amor, inspiración de muchos pero privilegio de unos pocos.

jueves, 13 de julio de 2017

Perdida.


Sin un referente que me represente  ni una religión que me haga sentir diferente. 

Perdida. Sin rumbo, cual nómade. 

No soy fan de nadie ni me embandero con nada. 

No tengo a quien defender, ni una batalla que librar aunque sí mucho por perder. 

Voy mirando para abajo, pateando piedras y problemas. Suspirando y avanzando. O no. 
Caminando sí, pero hacia dónde y con quién? A veces lo tengo claro, otras ni sé. 

Perdida. Sin rumbo, cual nómade. Así, como de otro mundo. 

No pertenezco a ninguna raza, no tengo casa y mis pertenencias son algo escasas. 

Perdida. Sin rumbo, cual nómade. Voy y vengo, vengo y voy. Perdida y sin rumbo, nómade de sueños y palabras. Creyente de falsas promesas y seguidora de caminos inconclusos. Y bueno, ahora  entiendo por qué tanto me pierdo. 







miércoles, 9 de noviembre de 2016

Sentido.

Dándole sentido a todo lo aprendido y a todo lo vivido. 
Ahora es que entiendo y comprendo porqué el camino me trajo hasta aquí, así de fuerte pero con los brazos abiertos. 

Te dejo ser y me dejas ser, no estamos más en la mira, sólo somos nuestra mejor compañía. Yo la tuya y vos la mía. 

Ahora cobra sentido eso de ser libres aunque el lazo sea cada vez más fuerte, porque al liberarnos nos encontramos. 

Y ahora todo tiene sentido, la calma que reconforta el alma, la alegría que todo lo invade y el saber estar con el otro. Esa hermosa necesidad.

Dándole sentido al camino, al que nos hizo tan fuertes y nos dio la libertad  para tenernos mutuamente.

lunes, 29 de agosto de 2016

Abre fácil.

Abrirse.

No dejar solo una hendija abierta sino abrirse. Al completo, al desnudo y a un 100 por ciento. 
Ir un poco más allá, dejarse guiar, pasito a pasito, como la canción.

Abrirse sin miedo, dejarse caer de espaldas y sentirse vulnerable. Porque hay alguien del otro lado, alguien que te sostiene, alguien que te cuida.

Abrir mente y alma, y cada una de las fibras. Dejarse ser y estar, con ese alguien. Aquí y ahora, y también mañana y todos los días que le siguen.

Recibo y doy, emisor y receptor, yin y yang, vos y yo.

No hay de trabas, no hay de miedos, me abro sin excusas y respiro hondo. Acompasamos respiraciones, sincronizamos corazones y elevamos sentimientos.

Y así vamos abriendo, nuestra vida para ese alguien y el corazón para querer.

martes, 15 de marzo de 2016

Culpable.

Siempre me pregunté porqué es tan difícil encontrar con quien acoplar. Que no es lo mismo que copular, eso sí que es fácil de conseguir con quien. 

Acoplar, encajar, coincidir, conectar. Ser y estar, acá y allá, ahora y siempre.  

Se habla del destino, de dios, de la energía, de los planetas, del karma, del aprendizaje y de la (mala) suerte. Ese tal de “por algo será”. Patrañas. 

Que alguien me cante la posta, sin vueltas, qué hay detrás de la búsqueda del amor?  Por qué este nivel de dificultad? Es que acaso soy ya una jugadora avanzada? 

“Ya vendrá” es la respuesta en el contestador automático de todos. No me convencen. 

Dicen también que el amor todo lo cura, que siempre hay un roto para un descosido.  Mucho dicen pero poco hacen. Discapacitados emocionales. 

Se habla de estadísticas, de casualidades y de causalidades. Y a mí los números no me cierran. Nunca.

Se agotan los recursos? Las herramientas escasean? El tiempo quizás se acabe, o al menos mi paciencia. 

Persigo algo casi extinto, amor que le dicen. Y me siento burlada, señalada y juzgada por semejante acto, por buscar lo que (casi) no existe ya. Pero sí, me declaro culpable. 

Y siempre me pregunté porqué es tan difícil encontrar con quien acoplar. Encajar, coincidir, conectar. Ser y estar, acá y allá, ahora y siempre.  

Y mientras tanto las ganas se disuelven, las palabras duelen y la ignorancia mata.


jueves, 17 de diciembre de 2015

Tóxico

Tóxico.

Como el aire denso que no te deja respirar. Como el veneno que no mata pero paraliza.
Como la droga más dura. Que hace mal pero te gusta.

Un laberinto, del que me quiero escapar pero me dejo atrapar. Y me venda los ojos, y me dejo llevar.

Soy el ciego que no quiere ver.

Como la droga más dura. Que la tengo que dejar pero digo “una vez más”.

Tóxico.  De amor y odio. Del bien y del mal. De todo y nada.
Tóxico como la culpa, como el pecado. Perverso y tentador. Así de tóxico.

Me tengo que alejar, pero sola no puedo.  Necesito ayuda y no estás colaborando.
Se me nubla la conciencia, mis pupilas se dilatan y el corazón se me sale.

La distancia no sirvió como terapia.  Tampoco la mezquindad que nos invadió el alma.
Seguimos intoxicados, buscando en otros lados la sanación. 

Salvame, intoxicame como solo vos sabes.   

we-found-love-ft-calvin-harris.jpg (450×338)